domingo, 7 de septiembre de 2014

Plantas: La rosa de Jericó

A pesar de su nombre, la Rosa de Jericó no es una rosa ni es endémica de Jericó. Es en realidad un helecho originario de los desiertos de Arabia y algunas regiones de Palestina y Egipto. 

Se trata de uno de los seres vivos más curiosos, ya que es una planta con gran resistencia a la desecación. 

Sus ramas tienen la propiedad de contraerse con la sequedad, permaneciendo cerradas y secas durante muchísimos años (se dice que pueden llegar a sobrevivir hasta 20 años sin una gota de agua) y volviendo a abrirse con la humedad o al contacto con el agua, recobrando toda su frescura y belleza.

El proceso de secado y reverdecer es completamente reversible y se puede repetir muchas veces. La capacidad de la planta para hacer esto se atribuye a la presencia de un azúcar que le permite entrar en criptobiosis (un estado que consiste en la suspensión de los procesos metabólicos y que permite a los organismos vivir indefinidamente hasta que las condiciones sean habitables de nuevo). 

http://www.fuett.mx 

 
Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker