sábado, 1 de noviembre de 2014

La prostitución en Pompeya

La abundancia de grafitos eróticos en las paredes de las tabernas de Pompeya indica que la prostitución se practicaba en diversos rincones de la ciudad romana vecina a Nápoles, sepultada por la lava del Vesubio el 24 de agosto del año 79. Sin embargo, lupanar o burdel propiamente dicho solo había uno, con cinco estancias en la planta baja. Aparece representado en un famoso fresco de los que aún se conservan. 

Las prostitutas eran llamadas lupae (lobas) o meretrices, además de otros apelativos. Por ejemplo, las que ejercían su oficio bajo los puentes eran conocidas como fornicatrices, de fornix (arco). Cumplían una función considerada innoble pero a la vez útil para preservar el orden moral. Además, la prostitución era una fuente de ingresos para el Estado, pues Calígula estableció un impuesto sobre sus actividades. 

A veces las meretrices se teñían el pelo o llevaban pelucas rojas. De ahí el sobrenombre rufa (roja), raíz de la voz rufián (chulo o proxeneta). Pocas mujeres se dedicaban en exclusiva al viejo oficio. Las rameras eran legalmente invisibles y debían vestir toga masculina. Muchas camareras y taberneras ofrecían sus servicios a un precio (dos ases) más barato que las del lupanar. Casi todos los clientes del burdel, cuyos lechos ocupaban cubículos diminutos, eran de la plebe, ya que los ricos podían disponer de sus esclavas a su antojo y apenas lo visitaban.

http://www.muyinteresante.es
votar

viernes, 31 de octubre de 2014

¿Qué le pasa a nuestro cuerpo cuando nos morimos?

Algunos creen en la reencarnación, otros en la resurrección del alma y están los convencidos de que la vida se acaba aquí en la Tierra, con la última respiración 

Pero creencias a un lado, ¿sabes qué le pasa exactamente al cuerpo cuando nuestro corazón deja definitivamente de latir? 

Para certificar que alguien está muerto, hay que escuchar durante un minuto si su corazón está latiendo y tomarle el pulso también por un minuto, explica Clare Gerada, médica del Colegio Real de Médicos Generales de Reino Unido. Hay que asegurarse de que no esté respirando y revisar las pupilas con una linterna para comprobar que no responden al estímulo de la luz. 

"Si todavía tienes dudas", añade, "puedes frotarle el esternón. Éste es un procedimiento doloroso: si la persona no está muerta, reaccionará en seguida", a causa del dolor. 

Como tu corazón deja de latir, tu sangre deja de circular, se espesa y se coagula. Al dejar de circular, comienza a acomodarse por el peso de la gravedad en un proceso conocido como livor mortis o lividez post mórtem. Sin circulación, tu cuerpo comienza a perder temperatura y tus músculos se endurecen, en un proceso conocido como rigor mortis. 

"Este proceso suele iniciarse después de 4 o 6 horas, primero en los músculos más pequeños como los de los párpados o la mandíbula, luego le sigue el cuello, y más tarde los músculos más grandes como los brazos o las piernas", le dice a BBC Mundo Carla Valentine, curadora técnica del Museo de Patología Barts de Londres. "Esto dura entre 36 y 48 horas, dependiendo de una serie de circunstancias. El frío, por ejemplo, puede ralentizar el rigor mortis", explica Valentine. "Pero si uno tiene fiebre cuando muere”, añade, "se acelera". 

Al dejar de respirar, nuestras células ya no se nutren de oxígeno. Sin oxígeno, la mitocondria dentro de las células no puede producir adenosín trifosfato, conocido por sus siglas en inglés como ATP, una sustancia química que cumple una serie de funciones celulares, como explica un video educativo de la Sociedad Química de Estados Unidos. Y, si tus células no pueden producir ATP, dejan de funcionar. 

Las células muertas comienzan a romperse y a liberar toda clase de sustancias - incluidas enzimas- que crean un ambiente ideal para las bacterias y los hongos, que se incorporan a esta mezcla y comienzan a descomponer el cuerpo. 

Durante el proceso de descomposición, las bacterias despiden una gran variedad de derivados químicos. Dos en particular, la putrescina y la cadaverina, ambas de un olor muy desagradable. También se producen compuestos que contienen azufre que, junto con numerosos gases que comienzan a hinchar el cuerpo temporalmente. 

Este proceso de descomposición se ve afectado por numerosos factores. "La regla básica es que, bajo tierra, el cuerpo tarde ocho veces más en descomponerse que fuera de ella", dice Valentine. Pero puede incluso que no ocurra, si el cuerpo se encuentra en un ambiente seco como el desierto. 

En esos casos el cuerpo se momifica y la piel se torna de un color amarronado como si fuera cuero. "En la era victoriana en Inglaterra, por ejemplo, si una madre paría un niño muerto al nacer y no quería que nadie supiese de su embarazo, muchas veces escondía su cadáver detrás de la chimenea. Años más tarde, se hallaban los cuerpos preservados de los bebés a causa del calor seco", comenta Valentine. 

Un mito muy arraigado es que las uñas y el pelo continúan creciendo al menos un poco cuando uno está muerto. 

"Por miles de años, la gente pensaba que el pelo y las uñas seguían creciendo, porque esa era la impresión que daban los muertos. En realidad, no crecen: da esa sensación porque el resto del cuerpo se encoge". 

Es decir, no es que las uñas crezcan, sino que la piel que las rodea se retrae. Y medida que se deshidrata, las uñas van pareciendo un poco más largas. Lo mismo pasa con la piel de la barbilla de un muerto: se retrae y hace que los vellos sean más prominentes. La piel de gallina causada por la contracción de los músculos erectores del pelo también contribuye a que parezca que creció la barba.

http://www.bbc.co.uk
votar

miércoles, 29 de octubre de 2014

Cristóbal Colón era gallego

Los expertos participantes en una mesa redonda celebrada en la Universidad de Santiago de Compostela han concluido «sin duda alguna» que la teoría alrededor del origen gallego de Cristóbal Colón es verídica, ya que consideran que el navegante nació «sí o sí» en Pontevedra, publica abc.es 

El investigador y escritor Guillermo García de la Riega,bisnieto del historiador Celso García de la Riega (el primer impulsor de la tesis de que Colón era gallego), subrayó que las las pruebas son tan evidentes que «la historia no permitiría tantas casualidades» y fundamenta su postura en tres pilares: la documentación de los siglos XV y XVI que muestran el acta notarial de la venta de la finca de A Puntada de Poio que supuestamente fue la casa de Colón en Pontevedra, la toponimia de los accidentes geográficos que descubrió el navegante (tales como Punta Lanzada, San Salvador o las alusiones a las cofradías pontevedresas para nombrar al Puerto de San Nicolás, el Cabo San Miguel o las islas Catalina y San Juan Bautista) y, por último, el lenguaje utilizado por Colón en el que aparecen «numerosos vocablos gallegos». 

Por otro lado, los entendidos en este asunto que han formado parte de la mesa redonda han desmontado la teoría que hasta el momento es considerada «oficial», el origen genovés del descubridor. Una reivindicación que a juicio del escritor del libro «Pedro Madruga-Cristóbal Colón. De Galicia al Nuevo Mundo», Aquilino Fariñas Godoy, carece de «continuidad», ya que a pesar de existir en la región italiana un hombre coincidente en nombre, «están hablando de otra persona, no de quien descubrió América». 

Por su parte, el presidente de la asociación Cristóbal Colón gallego, Eduardo Esteban Meruéndano, ha defendido los indicios que identifican al descubridor de América como un noble gallego nacido en Poio que a lo largo de su vida cambió de identidad en diversas ocasiones, pero que en realidad se trataba de Pedro «Madruga».
votar
Mi Ping en TotalPing.com Alexa-Rank Free PageRank Checker Top personal blogs