martes, 21 de julio de 2009

EL ORIGEN DE LOS UNICORNIOS


El origen del unicornio al igual que muchas otras criaturas místicas, provienen de la mitología griega. Zeus, el famoso dios griego, de niño fue amamantado por una cabra llamada Amalthea. Se cree que esta cabra pudo haber sido un unicornio, pues tenía un cuerno en medio de su frente el cual Zeus un día quebró, y de el salió una cantidad impresionante de alimentos. Por este motivo su cuerno pasó a ser conocido como El Cuerno De La Abundancia y es posible verlo representado en pinturas y ornamentos de la época clásica y barroca. Zeus, en señal de agradecimiento y cariño, convirtió a la cabra en una estrella y la llamó Capella.

Europa

En la Europa antigua se los ha descrito como un animal pequeño, muy semejante al caballo con un cuerno en su frente, patas de antílope, cola de león y barba de chivo. Esta representación ya había sido representada en las artes desde tiempos previos a los medievales y en culturas tanto europeas como asiáticas.

En 400 AC, un físico griego llamado Ctesias los describiá como asnos salvajes de la India con cuerpo blanco, cabeza púrpura y un cuerno derecho con base blanca, el medio negro y la punta roja, muy fuerte y ágil.

Además es mencionado por filósofos como Aristóteles, Pliny y Aelian. En El Libro De Hiob, se hace mención a una criatura llamada Re-em, nombre traducido como monoceros o unicornis y luego como unicornio.

Uno de los primeros reportes existentes acerca es del famoso emperador Julio Cesar, quien escribió en el Bellum Gallicum (50 AC.): Se asemejaba a un ciervo pero con un solo cuerno en medio de su frente justo entre sus orejas. Este era mas largo y derecho que cualquier otro que conozcamos…

La Epoca Medieval

Su misterio se remonta a la mitología pagana de la antigüedad. Irónicamente, como criaturas pagana fueron muy bien aceptados en la Europa medieval, periodo en el cual fue directamente ligado al cristianismo, pasando a ser un símbolo religioso. Inclusive, antiguas traducciones de escrituras hebreas, mencionan los como figuras bíblicas y eclesiásticas, represendo castidad y puridad. Y pese a poder pelear salvajemente cuando era acorralado, se calmaba rápidamente al estar cerca de una joven virgen.

El arte alegórico de la época los muestra como representación de Cristo. E incluso en uno de los famosos tapices (ahora exhibidos en el Museo Metropolitano del Arte de Nueva York), se la puede apreciar purificando con su cuerno aguas envenenadas, simbolizando a Cristo limpiando los pecados de la humanidad.

También existen muchas esculturas de madera y pinturas medievales, referidas a su caza, representando así la pasión de Cristo. Su cuerno en forma de espiral era único, y se decía que si se cortaba uno por la mitad, era posible ver bellas imágenes que se formaban por dentro.

Su cuerno tenía un gran valor medicinal, pues era sabido su poder para neutralizar todo tipo de venenos y si algún fruto o alimento envenenado se acercaba, este comenzaba a sangrar. Se creía además, que sus poderes mágicos podían calmar problemas estomacales y que incluso sanaba ataques de epilepsia.

Era bien sabido que solo una joven virgen podía capturarlo. Algunos textos señalan que la moza tenía que estar desnuda, o por lo menos debía tener sus pechos descubiertos. Sin embargo, usualmente se la ve con largas y hermosas vestiduras, las que aciertan de mejor manera a la comparación de la joven con la Virgen María, casta y pura.

Fue en los Tiempos Medios donde adquirió toda su fama, y también la apariencia física reconocida hasta hoy. A diferencia de la antigüedad, éste era descrito como un caballo muy grande y majestuoso, con pelaje y barba muy blanca. Y por su puesto con un cuerno espiral blanco, muy derecho el que crecía de su frente.

La Captura

La historia de su captura es la historia más famosa de la Europa medieval, (representada en Los Tapices de la época). Se dice que un noble muy ambicioso se apoderó de su cuerno por los poderes mágicos que poseía.

En el siglo XV, los nobles y poderosos ofrecían hasta 40.000 monedas de oro a cualquiera capaz de capturarlo, para así cortar el codiciado cuerno. Mas los cazadores, para obtener la recompensa, usualmente entregaban el cuerno de cualquier otro animal.

De acuerdo con uno de los últimos bestiarios medievales (enciclopedias de bestias y criaturas conocidas del mundo medieval), es por naturaleza naturaleza enemigos del León. Parecen ser tradicionalmente rivales, y ninguno de ellos es mas fuerte que el otro. Son iguales en fuerza y ambos son capaces de ganar una lucha. Y dentro del reino animal, los dos son considerados reyes…

Tiempos modernos

Sus historias se hiciern muy famosas en los tiempos modernos a pertir de tres fuentes distintas. En primer lugar existen escrituras tanto griegas como romanas asegurando su existencia. Además la gente aceptaba la idea de su existencia. Y por último, exploradores trajeron consigo, de otras tierras, el cuerno de un mamífero marino conocido como Nirval, el cual la gente pensó que era de este animal, y así aparecieron innumerables leyendas.

Incluso el famoso Marco Polo, a su regreso a Italia, escribió sobre una bestia con cabeza de cerdo, cuerpo de elefante y con un cuerno que crecía de su nariz. Se cree que el animal visto por Marco Polo era una especie de rinoceronte, pues existe, o existió, un rinoceronte el cual tiene sólo un cuerno en su nariz y este pudo haber sido base de muchas leyendas al igual que el Nirval.

En la visión moderna, muy a diferencia del de los tiempos medievales, pasaron a convertirse en un animales grandiosos y de una belleza excepcional. Se le ha descrito de muchos colores y tamaños, e incluso le han agregado alas como Pegaso, las que llevan el nombre de Alicornios. Sin embargo, los modernos aún mantiene los principios básicos de nobleza, generosidad y pureza.

En Asia

Los primeros registros de provienen de la India, donde con frecuencia describen a una criatura de un solo cuerno la cual llamaban El Asno Salvaje de India. Sin embargo, la tradición hindú nunca le dio el mismo estatus que el occidente le dio.

En Japón fue llamado Kirin, y se dice que su sentido de justicia lo hacía aparecer en las cortes, sentenciando de muerte a los culpables, y liberando a los inocentes.

En Persia fue conocido como Shadhahvar, y su cuerno era símbolo de peligro y crueldad, es por eso que era la mas temida de todas. Es descrito como un animal semejante al antílope, pero con un sólo cuerno en la frente. Este cuerno tenía hendiduras profundas de las cuales salían las más hermosas y tentadoras melodías que al ser oidas por otros animales le provocaban la muerte.

Pueden ser encontrados de muchas formas a través de la historia. Por ejemplo el famoso caballo de Alejandro Magno es descrito como una criatura grandiosa, con cuerno de marfil y cola de pavo real.

En China

Sus comienzos son sólo fragmentos ya que en el año 213 AC el emperador Shi Huang Ti, después de haber unificado el país, ordenó quemar todo tipo de texto con excepción de los puramente técnicos, y así poder romper con las tradiciones del pasado. Por este motivo, es poco lo que se sabe a cerca de su origen, sólo fragmentos salvados por Taoistas.

En China pasó a llamarse Ch’i-lin (Ch’i se le llamó al macho, y Lin a la hembra) y al igual que el occidental, fue descrito como indomable pero de gran sabiduría y gentileza. El Libro de los Derechos describe al Ch’i-lin como "El rey de todos los animales". Tenía un sólo cuerno, con punta de carne, en señal que este no era un arma que usaba en las luchas.

En su lomo se podían apreciar los más hermosos colores, como el rojo, amarillo, azul, blanco y negro. El pelaje de su estomago era amarillo oscuro, no comía la hierba que pisaba, ni criaturas vivientes. Su paso era regular y sólo se detenía en tierras que había examinado cuidadosamente. No vivía en manadas y nada (ni nadie) acompañaba sus pasos. Y sólo aparecía cuando los gobernantes habían sido justos, y así Ch’i-lin guiaba sus almas al cielo cada vez que uno de ellos fallecía …

Se dice que Ch’i-lin se le apareció al legendario soberano Fu Hsi (2900 AC). Según la creencia, Fu Hsi estaba un día sentado a espaldas del Río Amarillo, cuando de pronto de las aguas emergió un Ch’i-lin, el cual llevaba en su lomo ciertos símbolos mágicos que ayudaron al soberano a crear las primeras escrituras chinas.

El sucesor del Fu Hsi fue Shen-Nung y luego de él vino Huang-Ti conocido como El Emperador Amarillo, o Augusto El Soberano. Él fue el primero de cinco emperadores semidioses que gobernaron China. El Libro de Bambo menciona la apariencia del Ch’i-lin en el palacio de Huang-Ti en 2697 AC, poco antes de su muerte.

Durante el reinado de los cuatro siguiente emperadores, el Ch’i-lin se apareció constantemente. A este periodo se le conoce como la era de oro, justicia, paz, y buenos gobernantes en China.

Esta criatura que tenía la habilidad de darse cuenta quien hacía el bien o el mal. Cada vez que Kao Yao no podía decidir si un prisionero era culpable o inocente, le preguntaba al Ch’i-lin y este con su cuerno decidía quien era culpable.

Confucio

Después de los cinco emperadores, Ch’i-lin cada vez se apareció menos en el Jardín Del Palacio Real, hasta que un día ya nunca más se le vio. En el siglo VI AC. China estuvo bajo la dinastía Chu, y el país se desintegró en numerosos estados independientes los que pasaban en constantes guerras.

Un día mientras una piadosa mujer peregrinaba a La Montaña Sagrada, un Ch’i-lin se le apareció en medio del camino, se arrodilló ante ella, y de su boca botó unas inscripciones que decían: El hijo de la montaña de cristal, la esencia del agua, perpetuará el reino caído de Chu y será un rey sin corona.

En ese momento se encarnó vida en el vientre de la mujer, y después de nueve meses, dio a luz a un hijo llamado Kung Fu Tse, más conocido como Confucio. A través de sus enseñanzas Confucio alteró el pensamiento y la historia de la cultura China, más que ningún otro emperador, sin nunca haber tenido un cargo en el gobierno.

Cuatrocientos años después Ch’i-lin se apareció de nuevo, esta vez al emperador Wu-Ti de la dinastía Han quien decidió construir una galería especial, con la esperanza que volviera aparecer algún día, aunque nunca apareció.

El verdadero Ch’i-lin nunca fue olvidado, incluso hoy en día, millones de mujeres chinas cuando están embarazadas cuelgan imágenes en su casa, con la esperanza de recibir sus bendiciones. Se cree también que en el futuro, señalado por las estrellas, aparecerá en forma humana, con la misión de salvar el mundo.

En el Tibet

Un famoso viajero de esta región llamado Abbe Huc, escribió en 1840: Estos animales que han sido nada más que creaturas de fábulas, existen realmente en Tibet. Es fácil encontrar esculturas y pinturas en los templos Budistas…

Sin embargo, para la gente de Tibet era sólo otro tipo de bestias, como el antílope Hodgson, el cual los mongoles llamaban Orongo, el cual tenía características sorprendentemente similares a la mítica creatura.

A fines del siglo XVIII capitán Samuel Turnes, embajador en Tibet, describió la conversación que sostuvo con el Rajah de Butan: Él tenía a una creatura muy curiosa en su poder; una especie de caballo con un cuerno que crecía de su frente.

http://www.conciencia-animal.cl

2 comentarios:

S. dijo...

qué bonito,me gustaría tener uno jajja

Nelson Diaz dijo...

Maravillosa entrada amiga, realmente me quito el sombrero ante tanta dedicación y pasión por cuanto nos compartes en tu blog. Un gran abrazo mi estimada amiga.

Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker