jueves, 13 de agosto de 2015

Encuentran al antecesor de las tortugas

Este hallazgo podría aportar información clave sobre su historia evolutiva y el desarrollo de sus característicos caparazones. 

En un estudio publicado en la revista Nature, estos científicos explican que los fósiles, clasificados en el género Pappochelys, aparecieron en una región que era un lago hace 240 millones de años, cuando vivió este animal. 

Según indican, sus características anatómicas lo sitúan claramente en un punto intermedio entre otros dos géneros de tortugas arcaicas ya conocidos, Eunotosaurus y Odontochelys. “Durante mucho tiempo, los biólogos evolutivos se han preguntado cómo las tortugas desarrollaron su caparazón”, indica Hans-Dieter Sues, uno de los autores del ensayo y conservador de Paleontología de vertebrados en el Museo Nacional de Historia Natural de la Institución Smithsonian. 

“En el caso de Pappochelys, hemos observado que la zona del vientre estaba protegida por una variedad de huesos en forma de bastón, algunos de los cuales se habían fundido entre sí. Sabíamos que en algún momento debía haberse dado este estado. La investigación del desarrollo embrionario de las actuales tortugas así lo apuntaba. Sin embargo, nunca se había podido observar en fósiles, hasta ahora”, señala. 

Este avance confirma que el plastrón, la parte ventral de la concha, surgió a partir de la unión de ciertas estructuras óseas parecidas a costillas y parte de la cintura escapular, en lo que serían los hombros. 

Las Pappochelys, que podían entrar en la palma de una mano, lucían además otras peculiaridades físicas, como dos oquedades situadas tras las cuencas oculares, a cada lado del cráneo. Las actuales tortugas carecen de ellas, a diferencia de los lagartos o los cocodrilos, que sí las poseen. En opinión de los paleontólogos, esto sugiere que están más íntimamente ligadas con los demás reptiles modernos de lo que se creía.

www.muyinteresante.es
Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker