lunes, 3 de noviembre de 2014

¿Se puede viajar en el tiempo?

Según Ronald Mallett, físico teórico de fama mundial de la Universidad de Connecticut, viajar en el tiempo es posible. Y lleva toda su vida entregado en demostrarlo matemáticamente. Hecho que, según él, ya ha conseguido. 

Su obsesión por los viajes en el tiempo se debe a la trágica muerte de su padre cuando él sólo tenía diez años. Con la ayuda y la inspiración de la novela La máquina del tiempo de Herbert George Wells, decidió que construiría una para poder volver al pasado y salvar a su padre de las garras de la Parca.

 Sin embargo, este no era un sueño de infancia. Estudió Física, sacó su doctorado, ganó un par de premios Excelencia a la Enseñanza y se entregó al estudio de la relatividad general, la gravedad cuántica y, como no, los viajes en el tiempo. Lo suyo es la Física Teórica, por lo que en su tiempo libre cogió lápiz, papel y empezó a hacer muchas cuentas.

Recordemos que el espacio-tiempo tiene cuatro dimensiones, en la que sólo de una de ellas es tiempo y las otras tres, espacio. Albert Einstein consideraba que el tiempo era una cuarta dimensión y estableció que el tiempo y el espacio estaban conectados. Este es el motivo por el cual los físicos hablan del “espacio-tiempo”. Se cree que el espacio tiempo se curva cerca de los agujeros negros. Mallett se preguntó si podría reproducir estas condiciones en la Tierra. Pero, ¿cómo reproducirlas? 

El Dr. Mallett se dió cuenta a partir de las teorías de Einsten de que al tiempo le afectan el desplazamiento y la velocidad. También sabía que la luz puede producir gravedad. Cogió la coctelera, agitó estos ingredientes y entonces se percató de que podía usar láseres para lo que quería hacer. Había trabajado con láseres en numerosas ocasiones y sabía que un anillo láser producía una luz giratoria. Llegó a la conclusión de que, tal vez, la luz giratoria generaría la misma gravedad que un agujero negro giratorio. 

Si el láser podía producir este tipo de giro, entonces se podría mandar una formación de partículas al pasado en código binario. Una secuencia de neutrones se podría ordenar con unos cuantos con el espín hacia arriba y otros hacia abajo, lo que serían nuestros unos y ceros. Así codificaríamos nuestro mensaje binario y lo enviaríamos al tiempo que quisiéramos. 

Según él, matemáticamente es posible e insta a los físicos experimentales a que continúen su trabajo e intenten crear la máquina del tiempo que casi todos anhelamos. 

http://www.quo.es
Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker