jueves, 27 de febrero de 2014

Las fresas ayudan a reducir el colesterol

Las fresas se unen al ajo, a la soja y a las nueces en la lista de alimentos reductores del temido “colesterol malo” o LDL, que se acumula en las paredes de las arterias y provoca problemas cardiovasculares.

Un experimento llevado a cabo por la Universidad Politécnica delle Marche (Italia), en colaboración con universidades de Salamanca, Granada y Sevilla, demostró que el consumo de medio kilo de fresas al día durante un mes disminuye los niveles de colesterol malo y triglicéridos. Los niveles de colesterol bueno, por su parte, se mantienen sin cambios tras la dieta frutícola, lo que corrobora el efecto protector de los compuestos bioactivos de las fresas.

Las fresas, que en realidad son el carnoso receptáculo floral que contiene los verdaderos frutos, los aquenios, cuentan ya con infinidad de beneficios probados. Su popularidad se verá aumentada más si cabe en vista de los resultados de este estudio, según los cuales, 500 gramos al día de este fruto reduce la cantidad total de colesterol, los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol malo) y la cantidad de triglicéridos en un 9 por ciento, un 14 por ciento y un 21 por ciento, respectivamente. El consumo de fresas mejora también otros parámetros como el perfil general de los lípidos en el plasma, los biomarcadores antioxidantes, las defensas antihemolíticas y la función plaquetaria.

No obstante, todos los parámetros volvieron a sus valores iniciales a los 15 días de abandonar la dieta. El equipo de científicos confirmó en estudios previos que la fresa protege frente a la radiación ultravioleta, reduce los daños que produce el alcohol en la mucosa gástrica, fortalece los eritrocitos o glóbulos rojos y mejora la capacidad antioxidante de la sangre.

Los autores del trabajo reconocieron a SINC, la agencia de noticias científicas, que aún no hay evidencia sobre qué compuestos de este fruto están detrás de sus efectos beneficiosos, pero que todo apunta hacia las antocianinas, los pigmentos vegetales que los otorgan su color rojo.

http://muyinteresante.es


3 comentarios:

Atonau dijo...

500 GRAMOS DIARIOS.... a ese costo creo que - no siendo vampiro - me uno a los comedores de ajo... salvo que sea en proporciones similares... por que medio kilo de ajo al día no espantaría sólo a los vampiros... y dormir en la casa del perro no es lo mio....

jordim dijo...

el ajo es muy suyo, cuidado...

Dikinna Dancko dijo...

y lo ricas que estan.. lastima que esten tan caras.. como para comerse los 500 diarios vaya.. xD

Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker