lunes, 30 de abril de 2012

El caso del niño tortuga

Didier Montalvo, de 6 años de edad, sufre una de esas extrañas enfermedades cuyos pacientes se suelen contar con los dedos de una mano.

El pequeño, natural de Colombia, vio como un lunar crecía de forma desproporcionada hasta cubrirle toda la espalda, debido a una 'Melanocytic Nevus', una enfermedad congénita de la piel.

Según publica el diario británico, 'The Sun', el lunar adquirió la forma y el tamaño similar al caparazón de una tortuga, lo que causo el las bromas crueles de los compañeros de colegio de Didier, que abandonó la escuela y se recluyó en su casa.

Afortunadamente, el caso de Didier llamó la atención del cirujano Neil Bulstrode, del Hospital Great Ormond Street, que viajó hasta Bogotá para liberar al pequeño del problema.

"El caso de Didier es el peor que vi en mi vida. Efectivamente, tres cuartos de la circunferencia de su cuerpo estaba afectado", comentó Bulstrode tras realizar la operación, que fue televisada en el programa 'Bodyshock' del Canal 4 de Inglaterra.

Tras varias intervenciones, Didier ha recuperado su vida y ya ha vuelto al colegio junto a sus compañeros.

http://www.que.es

Pincha aquí si te gustan las leyendas, cuentos, fábulas o historias:

Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker