jueves, 29 de diciembre de 2011

Orígen del año bisiesto

Los años bisiestos tienen 366 días, uno más que los ordinarios. Ese día extra se añade en febrero, que pasa a tener 29. Así se corrige un desfase en la duración real del año, que es de 365 días y 6 horas aproximadamente, y cada cuatro se suman 24 horas más.

En 46 a. C., Julio César, que admiraba el calendario egipcio, encargó al astrónomo Sosígenes que ideara uno para Roma. Aquel calendario, denominado Juliano, tenía 365 días más un día suplementario cada cuatro años (el bisiesto), en febrero, último mes del año romano.

Cuando en 1582 el Papa Gregorio XIII lo reformó, quedó establecido que cada 4 años se agregara un día a febrero excepto en los fines de siglo que no fueran divisibles por 400.

Pincha aquí si te gustan las leyendas, cuentos, fábulas o historias:

1 comentario:

chiki dijo...

os dejo este blog para que me podais n elazar http://lomascuriosoo.blogspot.com/

Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker