martes, 21 de abril de 2009

EL MOSQUITO TIGRE


El Aedes albopictus, conocido comúnmente como mosquito tigre por sus franjas blancas en el tórax, es un insecto de cinco milímetros cuya picadura es especialmente dolorosa, causando inflamación y escozor persistentes e incluso reacciones alérgicas graves. Por ello, en algunas zonas de especial actividad, sus habitantes han llegado a suprimir ciertas actividades al aire libre.
Originario del Sureste Asiático, es incapaz de trasladarse por si solo más de cien metros. Sin embargo, el tráfico internacional de mercancías ha permitido su instalación en varios países europeos, americanos y de Oriente Medio. En España, su molestia presencia empezó a notarse en agosto de 2004 en la localidad catalana de Sant Cugat del Vallés. Los expertos creen que llegó desde Italia con el transporte de neumáticos usados, un medio ideal al acumular agua y materia vegetal en descomposición y que ya le ha servido para diseminarse por otros países.

El tráfico de vehículos entre municipios cercanos también contribuye a su expansión, al ocultarse debajo de los asientos. En Estados Unidos, el "bambú de la suerte", una planta ornamental que llegó de China en pequeños recipientes con agua, fue también su vía de entrada.

En la actualidad, se le ha detectado en una veintena de localidades del cinturón de la ciudad condal, y los expertos del Servicio de Control de Mosquitos del Baix Llobregat (Barcelona) prevén para 2007 su expansión por toda la geografía española, siendo las zonas pobladas y lluviosas las primeras candidatas. En este sentido, se detectaba recientemente una infestación seria en una empresa del municipio barcelonés de Gavá, que envía neumáticos reciclados por carretera a toda la Península.

El mosquito tigre actúa como vector, siendo capaz de transmitir hasta 23 enfermedades, y se sospecha que pueda serlo de alguna más. Algunos expertos recuerdan que durante los siglos XVIII y XIX, otro mosquito, Aedes aegypti (hoy día extinguido en la Península Ibérica) causó en España varias epidemias de dengue o fiebre amarilla.

Asimismo, entomólogos de la Universidad de Florida aseguran que si el calentamiento global no se frena, el mosquito tigre podría extenderse cada vez más, y recuerdan que ya ha transmitido el dengue en lugares donde no se producía, como Taxco (México) o San José (Costa Rica).

En España, las autoridades sanitarias aseguran que se está generando una alarma social injustificada, al no producirse las condiciones necesarias para una infección generalizada. Como cualquier insecto vector, debe adquirir primero el virus picando a una persona enferma. Si bien se han producido casos de pacientes infectados por un insecto, se trataba de personas que habían sido picadas en países donde estas enfermedades son endémicas. Además, el ciclo vital corto de estos insectos evita el brote habitual de casos.

Por su parte, la Agencia de Salud Pública de Barcelona recuerda que 6 de cada 10 quejas no corresponden finalmente al mosquito tigre, y que los efectos de sus picaduras disminuyen al cabo de los años, gracias a la memoria inmunológica del cuerpo humano.

Al igual que el resto de sus congéneres, es la hembra quien ataca con su probóscide o punzón para extraer la sangre con la que alimentará a su progenie. Sin embargo, a diferencia de los mosquitos autóctonos, de hábitos nocturnos, ataca de día (incluso en pequeños grupos), y su picadura, normalmente en las extremidades inferiores, es capaz de atravesar la ropa. Cada hembra pone entre 40 y 80 huevos, y con temperaturas cálidas puede completarse una generación entre diez y veinte días.

En la mayoría de los casos, las picaduras pueden ser tratadas fácilmente: Lavar la zona con agua y jabón; evitar rascarse, porque puede provocar heridas que podrían infectarse; y alguna loción refrescante para aliviar el picor. El uso de antihistamínicos reducirá el dolor, pero también puede alargar el proceso. En caso de sufrir una reacción alérgica grave, se recomienda acudir cuanto antes a Urgencias.

www.consumer.es

3 comentarios:

Aspective dijo...

Caray, el nombre está mal puesto. en lugar de mosquito tigre se debería llamar mosquito hijoputa, que resultaría mucho más acertado.

¿Es que no podemos "importar" nada útil o positivo? (neumáticos usados y mosquitos, pues menudo negocio)

alicia susana baigorria ligorred dijo...

muy interesante la info...te agradezco la publicacion ya que nos informa a todos de este vector...vivo en argentina, y el tema del dengue es mucha actualidad. en zonas como vos lo remarcaste, que antes no vivia este mosquito, debido a diferentes circunstancias, ahora se ha extendido.Alicia

sachin sharma dijo...

nice dear :)
visit my blogs too

http://deleciousindianrecipes.blogspot.com/

http://desktopwallpapersandpictures.blogspot.com/

http://hotcareerinindia.blogspot.com/

http://chinesesouprecipe.blogspot.com/

http://delicioussouprecipes.blogspot.com/

Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker