miércoles, 11 de enero de 2012

Oficios antiguos: El colchonero

El oficio de colchonero es un oficio artesanal y ambulante. El colchonero era un hombre que recorría las casas, previo encargo, para elaborar o rehacer colchones de lana de oveja.

Aunque el proceso parece sencillo, llevaba su tiempo, tres o cuatro horas, dependiendo del tamaño del colchón.

Primero era necesario preparar la lana. Para ello, esta era levantada y golpeada con dos bastones de castaño o boj, produciendo un sonido muy característico, con el fin de hacer saltar la suciedad y que quedase bien blanda.

Luego se extendía en el suelo una tela, en la cual se extendía la lana hasta la mitad formando un prisma y mirando que quedase bien repartida por toda la superficie para que no quedasen bultos.

Entonces se procedía a cubrir la lana con la otra mitad de la tela y se empezaba a coser la estructura formando un saco con hilo y aguja bastante gruesos para que con el peso de una persona encima no se rompiera el colchón.

Una vez la estructura estaba acabada se atravesaba el colchón con una beta o cordón por diferentes puntos para evitar que la lana se pudiera moverse o desplazase por el interior.

Para el acabado final, se procedía a coser las esquinas y a coser un cordón por todas las aristas del prisma, relleno de un poco de lana del interior, para mantener la forma de toda la estructura.

http://www.matalasseria-lagloria.com
http://usuarios.multimania.es
http://blocs.xtec.cat/gavarresimar2b/tag/oficis-dabans/

Pincha aquí si te gustan las leyendas, cuentos, fábulas o historias:

3 comentarios:

Kassiopea. dijo...

Pues en el pueblo de mi madre toda la vida he visto pasar al colchonero incluso hoy en día. Da vueltas por el pueblo con una furgoneta que lleva unos altavoces y va gritando: El colchonero lanerooooo!!!! bien tempranito por la mañana el muy cabrito.

Ahora creo que vende colchones de espuma, de muelles y de latex, que lo de la lana ya no se lleva.

alfonso dijo...

Pues yo no conocía este oficio, la verdad, el afilador y el tapicero si iban de casa en casa pero al colchonero no le hemos conocido.

Aunque si que es verdad que el progreso va poco a poco acabando con estos trabajos artesanales.

Saludos.

Campanilla dijo...

Lo explicas que da gusto. Yo si lo ví hace muchos años en un pueblo de Teruel. Eran colchones muy naturales, pero me temo que para la espalda, no mu recomendable. Saludos.

Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker