miércoles, 8 de septiembre de 2010

Descubren indicios de canibalismo en Atapuerca

El estudio paleontológico de restos humanos hallados en el yacimiento de Atapuerca (Burgos) ha permitido demostrar que nuestros antepasados practicaban el canibalismo de forma habitual 800.000 años atrás.

Hace unos años, durante las campañas arqueológicas desarrolladas en Atapuerca entre 1994 y 1996, se hallaron restos humanos en el nivel TD6 de Gran Dolina de lo que más tarde pudo definirse como una nueva especie, Homo antecessor, pero no sólo eso, sino que el equipo científico detectó evidencias de canibalismo en esos huesos. Hasta ahora, la cuestión pendiente era saber si se trataba de un hecho puntual o de una práctica frecuente. Una nueva investigación, que ha tenido también en cuenta nuevos fósiles obtenidos a partir del verano de 2003 en diversos subniveles del mismo yacimiento, pero de la misma antigüedad, constata que fue una práctica habitual.

Entre otras evidencias encontraron los huesos de un niño mostraban marcas de cortes practicados con herramientas líticas, de piedra. "El análisis de los restos de Homo antecessor ha permitido identificar diversas alteraciones de origen antrópico -marcas de cortes y fracturas de huesos-", ha afirmado Isabel Cáceres, investigadora del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social y coautora del estudio. La especialista ha añadido que "estos fósiles no muestran una distribución específica, ya que aparecen mezclados con instrumentos líticos y huesos de otros animales, como ciervos, caballos o rinocerontes. Ambos tipos de restos muestran modelos de provecho y patrones de carnicería similares".

La antropofagia, por tanto, debía estar aceptada e incluida en su sistema social, ya que no se trató de un evento puntual. “Nos encontramos ante el caso de canibalismo cultural más antiguo conocido hasta el momento”, concluye su compañera Palmira Saladié. Queda aún por saber si se comieron entre miembros de una misma especie o eran dos distintas. En este último caso deberíamos hablar de canibalismo de género.

http://www.muyinteresante.es

Pincha aquí si te gustan las leyendas, cuentos, fábulas o historias:

2 comentarios:

Lakacerola dijo...

En algún sitio de la prensa digital he leído que se los comían pero una vez muertos, es decir, que no los mataban a propósito para comérselos, o por lo menos yo lo entendí así.
Un abrazo.

Heimdall dijo...

En aquella época lo único que primaba era la supervivencia...y ellos no tenían los prejuicios morales o religiosos que coaccionaran tal supervivencia...

Como siempre, interesante artículo.

Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker