viernes, 13 de marzo de 2009

COMO REDUCEN LAS CABEZAS LOS JIBAROS


El pueblo de los Shuar, más conocido por el nombre de Jíbaros (nombre dado por los españoles) es originario del altiplano ecuatoriano, en las fuentes del Amazonas, al norte del río Marañón y entre las cuencas del río Pastaza y el río Chinchipe.

Si por algo son realmente conocidos y temidos, es por la capacidad que tienen de reducir las cabezas de sus enemigos.

De cada victoria, el gran guerrero conserva un testimonio: una cabeza cortada y luego reducida. Esta costumbre no tiene por único objeto hacer alarde de trofeos de guerra, pretende que el espíritu del muerto, el muisak, no vuelva para vengarse del asesino.

Por ello, el guerrero que mató a un enemigo debe llevar a cabo un complejo ritual, destinado a encerrar el alma del muerto en su propia cabeza, cuidadosamente reducida, llamada tsantsa. La preparación de la cabeza dura varios días y las operaciones materiales se alternan con las ceremonias mágicas.


El proceso es el siguiente:

Lo primero es, obviamente, cortar la cabeza al enemigo.

Con un cuchillo se hace un corte desde la nuca al cuello, se tira de la piel y se desprende del cráneo. Se desecha el cerebro, ojos y demás partes blandas, además de todos los huesos.

Se mete en agua hirviendo a la que se añade jugo de liana y otras hojas, lo que evita que se caiga el pelo. Se mantiene durante unos quince minutos aproximadamente; más tiempo la ablanda demasiado y es difícil impedir que no se pudra.

Se saca del agua (con un tamaño aproximado de la mitad del original) y se pone a secar.

Se raspa la piel por dentro para quitar restos de carne y evitar el mal olor y la putrefacción y se frota por dentro y por fuera con aceite de carapa.

Después se cose el corte de la nuca, los ojos y la boca, de manera que queda como una bolsa, en la que se echa una piedra del tamaño de un puño o el volumen equivalente en arena caliente.

Se cuelga sobre el fuego para desecarla poco a poco con el humo a la vez que se le va dando forma al cuero con una piedra caliente. En este proceso la cabeza acaba de reducirse.

Una vez seca la cabeza se vacia la arena y se tiñe la piel de negro.
Luego se introduce un cordón de algodón por un agujero practicado en la parte superior de la misma y se asegura en la abertura del cuello con un nudo o un palito atravesado.

sabercurioso.com

12 comentarios:

Kassiopea. dijo...

Qué curioso, por lo menos tienen la delicadeza de hacer que no se te caiga el pelo.

Por cierto, me has pillao merendando ainsss

lys dijo...

Qué barbaridad, había leído algo sobre los jíbaros, pero nunca con tanto detalle. Uf, qué asco...

Un beso

CHOPINGO dijo...

genial,genial,le paso el blog a odi...
me encanta.

ElRinconDelTaradete dijo...

Que didactico!!

Vilma Fontana dijo...

Qué buena receta... y qué prolijos. Saludos

JUACO dijo...

Impresionante.Siempre me habían llamado la atención estos seres,pero francamente nunca me había preguntado como hacían para reducir las cabezas. Ahora ya lo se. Siempre se aprende algo nuevo.
Un saludo.

Nelson Diaz dijo...

Se me quitaron las ganas de preparar el almuerzo amiga : )
Un abrazo.

charles dijo...

Tengo un jibaro en mi poder, no pregunten como, la cuestion es que ya no lo quiero, conversable.

maquiamelo dijo...

Excelente blog, a todos los que les ha impactado este artìculo sobre los jívaros, los invito a visitar www.maquiamelo.com para ver algunas tsantsas modificadas

Gem@ dijo...

Es macabro pero muy curioso, es un tema que a simple vista deja un poco parado pero la curiosidad puede :)

catalina dijo...

El post es genial . Sabia del tema muy superficialmente ! .Pero aunque tener un jibaro es algo original , unico e interesante por la naturaleza del mismo me parece que tiene un tabu de objeto superticioso ( no me consta charles ) . Igualmente buen post! :D

Eduardo dijo...

llámame ignorante,pero una cosa tan obvia como que sacan el cráneo me llamó la atención...
claro! si no como reducen los huesos...que cosas....

Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker