viernes, 15 de agosto de 2014

Sufre siete infartos con solo nueve meses de vida

Cuando la madre de Keelan-John dio a luz los médicos se extrañaron porque el bebé no lloraba. Poco después le diagnosticaron una rara enfermedad de la garganta llamada laríngea leporino que consiste en que todos los alimentos y líquidos que el niño toma pasan sin problemas a las vías respiratorias, lo que puede generar colapsos respiratorios. 

El pequeño Keelan ya ha sufrido siete infartos, en los que en uno de ellos estuvo muerto durante 20 minutos pero consiguieron reanimarle. Después de muchas semanas en el hospital ya está en casa, aunque tiene que llevar un tubo en la garganta y una bombona de oxígeno.

Su madre explica que el niño se ha convertido en "su pequeño soldado" y que lo importante es que sigue vivo. Desde que le comunicaron la enfermedad que padece su hijo ha hablado con familias que también sufren esta enfermedad, aunque en Reino Unido hay muy pocos casos y según Mirror sobre todo el mayor número de casos se encuentra en Estados Unidos.
 

2 comentarios:

Marlèn Milleiro dijo...

Pobrecito... la verdad que su afán de superación y sus ganas de vivir y fuerzas deben ser muy grander. Ojalá todo le vaya bien.
http://lamodaenmimirada.blogspot.com.es/

Limpia pantallas PhoneCleaner dijo...

Ver como un pequeñajo se debate entre la vida y la muerte te hace plantearte muchas cosas. Animo

phonecleaner.blogspot.com.es

Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker