lunes, 27 de mayo de 2013

Porqué no es bueno ser un cazafantasmas

Un hombre australiano residente en Tasmania que colocó una videocámara en la cocina para intentar filmar fantasmas se ha llevado estos días un gran chasco.

No nos referimos a que no consiguiera su objetivo (de fantasmas nada) sino que al repasar las imágenes captadas pilló a su novia de 28 años montándoselo con su hijo (de él) de 16.

No nos queremos imaginar la cara que se le quedó a este australiano que tras ver las imágenes llamó a la Policía.

Y es que, la mujer está acusada por la justicia de ese estado de mantener relaciones sexuales con un menor.

El chaval, de 16 años, ha confesado además que ya se habían acostado antes de la vez de la 'pillada' tanto en la propia casa familiar como en una habitación de hotel.
 

6 comentarios:

soytutioargail dijo...

Dios mío...jo,jo!! Espero que el domingo que viene Íker Jiménez nos emita las agradables psicofonías de este caso. Un saludo.

Kassiopea. dijo...

Toma fantasmas jajajaja

Genín dijo...

Esa chica tiene verdadera vocación :)) y el padre unos preciosos cuernos...jajaja
No parece que piensa que todo queda en familia...jajaja
Salud

soytutioargail dijo...

Mario Roy dijo...
Defendamos a las ballenas. Saludos cordiales.

¿?

Perro dijo...

Menuda sorpresa el pobre hombre. Mucho aprecio no le tendrían para hacerle una cosa así.

Jordi dijo...

Que cansino el de las ballenas, a spam que se va

Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker