jueves, 12 de mayo de 2011

OLIVER JEBSON EL NIÑO QUE NO SIENTE DOLOR

Se puede caer y ni se inmuta. Se corta y como si nada. Se quema y no le causa impresión. Oliver Jebson es un niño británico de 3 años que tiene una extraña enfermedad por la que jamás siente dolor.

Cuando nació, los médicos no le dieron más de dos años de vida. Le diagnosticaron el síndrome de Cornelia de Lange, una dolencia que afecta a sólo uno de cada 50.000 niños y que además de provocar un retraso en el crecimiento supone que el dolor no forma parte de su vida. Tras varias operaciones, está a punto de cumplir cuatro años.

Oliver no siente dolor por nada, por eso la obsesión de sus padres es que no se golpee ni se caiga. El cuidado debe ser extremo porque el pequeño no es consciente del peligro al que se expone.

"El otro día se cayó y uno de los dientes se le clavó en el labio superior. Ni siquiera se inmutó", ha asegurado su madre al Daily Mail.

http://www.que.es

Pincha aquí si te gustan las leyendas, cuentos, fábulas o historias:

Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker