miércoles, 4 de diciembre de 2013

La goma de borrar

Fue el científico Joseph Priestley quien de forma casual, como casi todos los descubrimientos de la historia, frotó un trozo de caucho sobre un papel en el que había escrito con lapiz y descubrió que se borraba, aunque no se dió cuenta de lo que podría conseguir con esta prueba.

Quien las comenzó a vender por una libra en 1770 fue el ingeniero Edward Nairne, quien también las descubrió accidentalmente. Fue borrando por equivocación un trazo a lápiz con el caucho con el que solía trabajabar.

El siguiente problema apareció cuando se dieron cuenta de que el caucho se pudría. Pero esto lo solucionó fácilmente Charles Goodyear calentando la goma natural con azufre. Así se curaba y se volvía menos pegajosa y más dura y elástica.

¿Por qué borran las gomas de borrar?

Al frotar un trozo de caucho sobre un papel con grafito sobre él, el isopreno es capaz de asociarse muy bien al grafito, y lo retira del papel, dejándolo “colgado” del polímero, enganchado a algunos escalones de la cadena. También al frotar con mucha fuerza contra el papel el polímero se rompe, y las cadenas rotas forman las “virutas” de goma que quedan siempre al borrar, dejando una capa limpia de cadenas “libres” por debajo.

Muchas gomas modernas están hechas de polímeros de vinilo. Sus propiedades y su comportamiento son bastante similares a las del caucho natural.

Como curiosidad mencionar que antiguamente para borrar también se utilizaba la miga de pan.

http://www.gran-angular.net
Mi Ping en TotalPing.com Free PageRank Checker